A los 12 años salí de mi zona de confort

Terraferma

Hasta los 12 años vivía y estudiaba en mi querido pueblo, Mequinenza (Zaragoza). Allí la vida es tranquila y la verdad es que la calidad de vida es mucho mas alta que en la mayoría de lugares que he estado.

A causa de que de niño no fui un estudiante brillante, mis padres tomaron la decisión de cambiarme de colegio. El colegio al que me llevaron, Terraferma, estaba a 55 kilómetros de mi casa. Así que en autobús y con múltiples paradas, tenía que salir a las 7 am y volvía a las 18:30 pm. Como podéis imaginaros, con 12 años se me hacia muy duro madrugar, ir tan lejos y estar en un entorno extraño.

Poco a poco, conocí gente nueva, con la que mantengo una gran relación. Pero sin duda aprendí a valorar el esfuerzo económico que mis padres realizaban para que yo estudiase. Así que empecé a cambiar, este cambio consistió en aprovechar mejor el tiempo. Los trayectos del autobús para estudiar y aprender. También aprendí a anticiparme o mejor dicho no dejarlo todo para el final. Con esto de forma progresiva, fui evolucionando y mejorando mis resultados académicos. Estás dos facetas son clave en mi vida: “aprovechar el tiempo” y “anticiparme a los acontecimientos”.

En este colegio permanecí hasta que fui a la universidad, en el pase más de 1000 días y 8000 horas, mucho tiempo… que me aportó muchísimo y que en parte me marcó para siempre.

Pin It